La grosella, una fruta que no puede faltar en tu dieta

Hoy quiero hablaros de una fruta que, además de tener un sabor muy agradable para nuestro paladar, posee unas propiedades que la hacen única con respecto a las demás: la grosella.

Esta fruta está considerada por muchos médicos y nutricionistas como un milagro y uno de esos “superalimentos” que deben permanecer en nuestras dietas durante todo el año debido a su enorme cantidad de vitaminas, entre otras muchas cosas.

Pocas calorías

Si normalmente las frutas se caracterizan por tener un contenido muy bajo de calorías, la grosella más aún si cabe, puesto que dentro de las frutas es de las que menos carbohidratos posee. Por eso es ideal para incorporarla en dietas para adelgazar.

Ayudan a quemar grasas

Imagen de un racimo de grosellas, una fruta muy rica en vitamina C

Imagen de un racimo de grosellas, una fruta muy rica en vitamina C

La grosella posee unas pectinas que ayudan a que nuestro cuerpo queme grasa de una forma más rápida, puesto que las mencionadas pectinas son capaces de unirse a la grasa y favorecer su eliminación. Existen más alimentos con estas propiedades, de los cuales os hablaremos en otro artículo más adelante.


Las grosellas, excelente caballo de batalla contra el colesterol

Relacionado con el punto anterior está este: no olvides que el colesterol es un tipo especial de ácido graso, por lo que las grosellas son buenas para ayudarnos a regular nuestro nivel de colesterol. Esta fabulosa fruta ayuda a eliminar con las heces gran parte del colesterol de nuestro cuerpo, llegando a reducir sus niveles drásticamente si se toma por períodos prolongados de tiempo.

Buenas contra el cáncer

Muchos estudios se han realizado acerca de este tema, y la conclusión en todos ellos es que personas que toman habitualmente algunos alimentos, entre los que están incluidos las grosellas, tienen menos probabilidad de padecer cáncer, puesto que las pectinas de estas frutas ayudan a inhibir una proteína que sería la responsable de propagar ciertos tipos de cáncer por nuestro cuerpo.

Contra la hiperglucemia

Si padeces de hiperglucemia, es decir, de poca tolerancia a la glucosa, no debes olvidar incluir las grosellas en tu dieta. Además de contener pocos carbohidratos (que en la fruta suelen estar representados en forma de azúcar), contiene propiedades que ayudan a regular el nivel de absorción de la glucosa, lo cual hace que los niveles de azúcar en sangre no cambien tan rápido como de costumbre, algo formidable si no tienes tolerancia a la glucosa.

La grosella contra la diarrea

Como ya hemos comentado, la grosella tiene la propiedad de que ralentiza el tránsito intestinal, algo que viene de perlas si tienes diarrea.

¡Esperamos haberte convencido para empezar a incluir las grosellas en tu dieta!


Entérate de todas nuestras publicaciones

¿Qué te ha parecido este artículo? Si te ha gustado y quieres mantenerte al día con los últimos consejos deportivos, artículos sobre nutrición y dietas puedes suscribirte por correo electrónico a nuestras publicaciones:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Aviso legal

Antes de seguir cualquier rutina, dieta o consejo o tomar cualquier suplemento mostrado en esta web consulte con su médico, nutricionista, entrenador personal, fisioterapeuta o monitor de gimnasio. Asimismo sepa que las respuestas a comentarios, ya sea por parte de personal del sitio web o usuarios ajenos deben tomarse siempre como una referencia, y nunca llevar a cabo ninguna recomendación sobre dietas, entrenamiento o suplementación sin antes consultar con su médico o especialista en la materia adecuado.

Comentarios
  1. Hace 2 años
X
Síguenos en las redes sociales

Twitter

Facebook