4 hábitos que mejorarán tu estado físico y mental al instante

Te parecerá que el título de este artículo pueda ser muy ambicioso, y puede que cuando termines de leer los 4 hábitos que propongo pienses que no pueden tener tantos beneficios ya que parecen obvios y sencillos, pero muchas veces en la sencillez está la clave, y centrarse en mejorar unas pocas cosas, pero hacerlo bien, muchas veces supone una enorme diferencia. Dicho esto, vamos con los hábitos que mejorarán tu calidad de vida de un día para otro:

Sigue una dieta saludable

Muchas personas asocian la palabra dieta con pérdida de peso, pero aquí no estamos hablando de eso. Es obvio que tener un peso adecuado es importante para estar sano y prevenir ciertas enfermedades, pero esto va a venir solo si empezamos a comer de forma saludable:

  1. Consume alimentos, no productos. Es decir, come cosas que no estén envasadas ni procesadas. Un ejemplo de alimento sería por ejemplo un filete de ternera de carnicería, y un ejemplo de un producto sería por ejemplo un sobre de pasta instantánea. Los alimentos no llevan añadidos, como conservantes, mientras que los productos, además de no saber 100% lo que estamos comiendo, llevan todo tipo de químicos para mejorar su sabor, textura y conservación. Otro ejemplo de alimento es por ejemplo un melocotón, y un producto sería el melocotón en almíbar, el cual está cargado de azúcares, entre otras cosas.
  2. No restrinjas ningún tipo de macronutriente: tanto las proteínas, como los hidratos de carbono y las grasas son necesarios para nuestro organismo y saludables en su justa medida y si son de calidad. Eso sí, que tus hidratos de carbono procedan en su mayoría de legumbres, cereales integrales, frutas y verduras, y las grasas de aceite de oliva, frutos secos naturales, aguacate, carnes rojas… en fin, alimentos, no productos procesados como comida rápida, bollería, etc.
  3. Siguiendo los dos puntos anteriores casi te aseguras cumplir el tercero, pero por si acaso: evita todo lo que puedas los azúcares añadidos. Algunos productos, además de los obvios, en los que se encuentran, son por ejemplo bebidas isotónicas, zumos envasados o lácteos como yogures de sabores.

Lleva un estilo de vida activoHábitos saludables

Para ello, tienes dos formas de hacerlo:

  • Si tienes un trabajo que requiere de cierto esfuerzo físico, probablemente ya cumplas este requisito. Aún así nunca está demás practicar deporte a diario.
  • Si tienes un trabajo de oficina, o estudias y estás mucho tiempo sentado, o apenas te mueves de casa, haz deporte, al menos unos 30-60 minutos diarios. Además de esto, intenta ser menos sedentario.

Descansa adecuadamente

Creo que todo el mundo conoce ya la regla de dormir unas 8 horas, que en realidad varía entre 7 y 9 dependiendo de la persona y sus hábitos, pero además de eso hay otras cosas importantes:

  • Duerme en un lugar fresco y seco, lo más oscuro y menos ruidoso posible.
  • Intenta acostarte y levantarte todos los días más o menos a la misma hora.
  • Escucha a tu cuerpo: habrá días que te pida dormir más, y otros menos. Quizá no puedas levantarte más tarde para ir al trabajo, pero probablemente puedas acostarte un poco antes o dormir una siesta después de comer. Puede que esto se contradiga con el segundo punto, pero a veces el cuerpo necesita más descanso, ya que no todos los días se está igual de activo.

Estrésate lo menos posible

Evitar situaciones de estrés es imposible hoy en día, ya sea en el trabajo, por enfermedades, problemas familiares, etc. Sin embargo, saber controlar el estrés es muy importante. Un estrés agudo, que sea en un breve período de tiempo, no es perjudicial, incluso es necesario en algunas situaciones, pero un estrés crónico es fatal para la salud, por eso hay que evitar este tipo de estrés a toda costa:

  • Di no cuando algo no te apetezca o no puedas hacerlo.
  • Practica ejercicios de meditación y relajación.
  • Haz deporte.
  • Realiza actividades que te produzcan placer.
  • No le des demasiadas vueltas a todo lo que te pase, ya que si algo tiene solución, esta aparecerá, y si no la tiene no puedes hacer nada.

Espero que estos 4 consejos te sirvan para llevar un estilo de vida más saludable y mejorar tu estado físico y mental. Por mi parte te aseguro que desde el día 1 que empieces a llevarlos a cabo notarás que tu cuerpo lo agradece.


Entérate de todas nuestras publicaciones

¿Qué te ha parecido este artículo? Si te ha gustado y quieres mantenerte al día con los últimos consejos deportivos, artículos sobre nutrición y dietas puedes suscribirte por correo electrónico a nuestras publicaciones:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

X
Síguenos en las redes sociales

Twitter

Facebook