La importancia de un buen calentamiento

En este artículo quiero hablaros acerca de lo importante que es un buen calentamiento a la hora de hacer cualquier tipo de ejercicio, especialmente si va a ser intenso y con más hincapié aún si va a ser con cargas pesadas. Debes saber que cualquier tipo de ejercicio físico intenso conlleva un riesgo, que es el de lesionarse, y para evitar lesiones es fundamental preparar nuestro cuerpo con un calentamiento adecuado.

¿Cuál es el objetivo del calentamiento?

El objetivo de un calentamiento, para mi, se divide en tres partes:

  1. Aumentar tu temperatura corporal de forma progresiva a la que va a tener durante el ejercicio intenso. Con esto lo que conseguiremos es aumentar nuestra frecuencia cardíaca progresivamente, bombear más sangre a los músculos y, por consiguiente, aumentar nuestro rendimiento durante el ejercicio.
  2. Preparar los músculos y articulaciones para el ejercicio intenso. Por ejemplo si vamos a levantar cargas pesadas es recomendable hacer series de aproximación con menos peso e ir aumentando progresivamente, o si vamos a hacer sprints empezar poco a poco, no al 100% desde el principio. Con esto decimos a nuestros músculos y articulaciones que deben prepararse para un ejercicio intenso.
  3. Prepararse mentalmente, ya que es importantísimo estar concentrado en lo que haces, sino es probable que cometas errores de técnica que, a la larga, te provocarán una lesión.

Ejemplo de calentamiento

Abdominales isométricos

Los abdominales isométricos son un excelente ejercicio para calentar nuestro core

Para el primer punto lo mejor que se puede hacer es un poco de ejercicio cardiovascular a intensidad moderada, como por ejemplo trotar un poco o bici estática. No dedicaría más de 5 o 10 minutos a ello ya que entonces perderás capacidad de concentración. Recuerda que es importante concentrarte en lo que vas a hacer y no pensar en otras cosas.

Para los puntos dos y tres haría ejercicios con nuestro propio peso corporal y ejercicios similares a los que se van a realizar de forma intensa. De esta forma te obligarás a estar concentrado en lo que vas a hacer y además adecuarás tus músculos y articulaciones a ello. Por ejemplo se pueden hacer abdominales isométricos, burpees, flexiones o dominadas, por poner unos ejemplos y, si vas a trabajar con cargas, realizar además el mismo ejercicio con menor peso e ir aumentando poco a poco.

Y esto es todo, siguiendo estos pequeños consejos y dedicando siempre que hagas ejercicio 10 o 15 minutos al calentamiento te asegurarás de estar preparado para hacer ejercicio y no lesionarte de la forma más tonta posible.


Entérate de todas nuestras publicaciones

¿Qué te ha parecido este artículo? Si te ha gustado y quieres mantenerte al día con los últimos consejos deportivos, artículos sobre nutrición y dietas puedes suscribirte por correo electrónico a nuestras publicaciones:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

X
Síguenos en las redes sociales

Twitter

Facebook