Cómo influye la genética en la ganancia de masa muscular

La genética influye mucho en la práctica de cualquier deporte.

La genética influye mucho en la práctica de cualquier deporte.

A la hora de ganar masa muscular los tres factores que podemos controlar para maximizar esta son la dieta, el ejercicio y el descanso. Sin embargo hay otros factores que no podemos modificar de forma natural, que son los que vienen marcados por nuestra genética, aunque no está demás que los conozcamos y sepamos como aprovecharlos y optimizarlos.

Cada persona nace con unos genes determinados y nada puede hacerse para cambiar esto hoy en día (o eso creo o quiero creer) pero, ¿qué factores genéticos influyen en la ganancia de masa muscular y la pérdida de grasa y como podemos aprovecharlos en nuestro favor? Probablemente algún factor más de los que vamos a comentar a continuación tenga influencia en esto, ya que el ser humano tiene una ingente cantidad de genes, pero vamos a comentar los más conocidos y fáciles de controlar:

Cómo aprovecha el cuerpo los nutrientes

Creo que este es el factor genético más importante que influye en la generación de masa muscular. Nuestro cuerpo, normalmente, para ganar músculo necesita un aporte extra de calorías, además de una correcta distribución de macronutrientes (proteínas, grasas y carbohidratos). Esto lo podemos conseguir y optimizar con la dieta, pero lo que no podemos cambiar es la forma en que el cuerpo utiliza esos nutrientes.

De esta forma hay personas que estando en un exceso de calorías generan más masa muscular y menos grasa que otras, y viceversa, y esto es simplemente por la predisposición genética de cada persona (aqui entrarían los tipos somáticos básicos: ectormorfo, mesomorfo y endomorfo).

La única forma que hay de cambiar esto de forma significativa es con química, tomando anabolizantes y otras sustancias que, desde ya, os recomiendo no probar nunca. Todos los medicamentos que necesiten receta médica debes pensar que es por algo, y solo un facultativo puede indicarte que debes tomarlos, a pesar de todo lo que puedas leer en Internet.

Miostatina

Para que lo entienda todo el mundo, la miostatina es una proteína que se encuentra en nuestro cuerpo y que regula el tamaño muscular. Así, cuanta menos miostatina tengamos, más masa muscular podremos tener. La miostatina actúa como freno en la creación de masa muscular.

Ya existen productos que afirman reducir la miostatina, pero no hay ningún estudio científico acerca de esto que yo conozca.

Tasa metabólica

Este es un factor importante pero que podemos controlar medianamente. La tasa metabólica es la cantidad de energía que nuestro cuerpo necesita para realizar sus funciones y depende de muchos factores, entre ellos la edad, el sexo, la cantidad de masa muscular… pero sobre todo los genes, por eso hay personas que comen mucho y apenas engordan y otras que apenas comen y engordan a la mínima.

Existen formas de incrementar la tasa metabólica si queremos adelgazar, como estimular la ganancia de masa muscular, tomar estimulantes, seguir dietas altas en proteína…

Obviamente antes de ponerte a tomar o hacer cualquier cosa para incrementar tu tasa metabólica o reducirla debes tomar precauciones y pedir consejo a tu médico o nutricionista.

A mayor tasa metabólica, más tendremos que comer si queremos ganar volumen y menos si queremos eliminar grasa.

La tasa metabólica es un factor que podemos modificar al alza fácilmente haciendo sesiones de ejercicio cardiovascular de alta intensidad por ejemplo, pero es difícil modificarla a la baja.

Otros factores

Existen otros factores genéticos que influyen en la ganancia de músculo, como el clásico del tipo de las fibras musculares. Los seres humanos tenemos dos tipos de fibras musculares, unas digamos diseñadas para esfuerzos prolongados y otras para esfuerzos cortos y explosivos, por resumirlo de alguna manera. Aquellos que tengan más fibras explosivas (para esfuerzos cortos) normalmente crean masa muscular más fácilmente que los que tienen más fibras de esfuerzos prolongados. Una forma de favorecer el incremento de fibras de tipo explosivo es entrenando fuerza, ya que estas fibras se dividen en dos tipos, y uno de ellos tiende a adaptarse a lo que entrenemos.

Otro factor son las inserciones musculares, es decir, la forma, ancho y largo de nuestros músculos. No todos tenemos los músculos con la misma forma ni abarcan lo mismo, por eso hay personas que teniendo una buena genética en cuanto a inserciones musculares se refiere aparentan estar más fuertes que otras con inserciones musculares menos estéticas. Este factor si que es imposible de modificar y es el lastre de muchos culturistas.


Entérate de todas nuestras publicaciones

¿Qué te ha parecido este artículo? Si te ha gustado y quieres mantenerte al día con los últimos consejos deportivos, artículos sobre nutrición y dietas puedes suscribirte por correo electrónico a nuestras publicaciones:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Aviso legal

Antes de seguir cualquier rutina, dieta o consejo o tomar cualquier suplemento mostrado en esta web consulte con su médico, nutricionista, entrenador personal, fisioterapeuta o monitor de gimnasio. Asimismo sepa que las respuestas a comentarios, ya sea por parte de personal del sitio web o usuarios ajenos deben tomarse siempre como una referencia, y nunca llevar a cabo ninguna recomendación sobre dietas, entrenamiento o suplementación sin antes consultar con su médico o especialista en la materia adecuado.

Comentarios
  1. Hace 3 años
    • Hace 3 años
X
Síguenos en las redes sociales

Twitter

Facebook